miércoles, 30 de diciembre de 2015

Relato número dos


Ella será… Él será



Tengo cuatro hermanos, un solo hombre. Estábamos en la sala con mis hermanas, diré que son la mayor y la del medio aunque comparta ese lugar con mi hermano, pero para hacer entendible el relato. Mi sobrino aún no nacía (hijo de mi hermana mayor) conversábamos sobre ropa de bebes, cosas que iba a necesitar y otras cosas. Mi sobrina de dos años jugaba en medio con nosotras (hija también de mi hermana mayor) cuando mi hermana del medio dice:

-    Ella es una linda princesa y cuando nazca su hermanito será un deportista.
-    Igual puede ser ella deportista – digo yo
-    No, ella será princesita
-    O hada – dice mi hermana mayor
-     Pero puede ser deportista también.

Insisto y cambia el tema, la verdad no tengo nada en contra de las princesas pues a mi me gustaban de niña aunque no recuerdo querer ser una. 

Pero ya sea que mi sobrina sea princesa, hada o bailarina y mi sobrino deportista, aventurero o investigador siento incomodidad por estas conversaciones.

Es cierto que cuando hablan de ¿qué será de grande? Dicen ambas que quieren que sea Doctora, sobre mi sobrino aún no oigo nada.

No me molesta que sea princesa o hada, pero puede ser deportista, aventurera o dinosaurio. Entonces por pensar así me siento incómoda, creo que estoy en lo correcto, sin embargo la diferencia con ellas me hace sentir rara.

¿Por qué?  Porque veo que pienso diferente y que mi pensamiento no calza con el reflejo de lo que son mis hermanas y de lo que debiera ser ¿o no debiera ser? ¿realmente alguien está mal por pensar en que niña es rosa y niño es azul?

Lo que me trae a recuerdo que la ropa de bebe para niña es cuello con corte circular y la ropa de niño con corte V 

¿Es necesario? entonces vuelve el ¿por qué? que quizás sé pero no logro cuajar del todo. 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario