domingo, 27 de abril de 2014

Lágrimas

Un poema que escribí con lágrimas, esas que a veces forman parte de la vida y que regresan cuando menos esperas.

Llorar

Y lloré y lloré y lloré un mar,
un infinito  y crudo mar
y lloré por ti
y lloré por que no lloras
y lloré y lloré
por mi soledad
  por mi infortunio.
Y lloré y lloro
y a cada lágrima
una letra.
Y lloré y lloro
por soñar
por ser quien soy
por sentirme tan vacía y tan sola
y lloro por no entender
y quiero estar vacía y quiero estar sola.
Y lloro, lloro y lloré
y no por él  sino por ti
y lloro, lloro y lloro
y pienso en tu cara dispersa y me doy cuenta
lo inútil que se ha vuelto quererte
y veo que se ha creado un descontrol en mi alma
y siento que me he enamorado
y lloro, lloro por ello, lloro por ti
lloro para ti.
Y lloro, lloro, lloro por sentir
y veo  y me veo llorar
y veo como oculto todo tan bien
y lloro, lloro a mi capacidad de mentir
 a mi capacidad de ocultar…

Y lloro, lloro un mar y un cielo. 

viernes, 25 de abril de 2014

Sobre sueños

Algo de realidad, algo de recuerdos, algo de inventos, algo de sueños los ingredientes necesarios para dar inicio a mis cuentos cortos :) o lo que intento... 




Sobre sueños

Ella lo miró recostado a su lado y se dio una sonrisa cálida que él no miraba, en realidad le miraba poco o poco lograba ella captar su mirada perdida entre tanto pensamiento, pero ahora ella lo miraba. Se habían lanzado sobre el pasto medio verde, medio seco, medio pisado por la gente buscando descanso a la corta caminata anteriormente dada y aprovechando el soleado día. Los árboles se mecían sobre ellos, no sus hojas, no era el viento eran ellos que bailaban y ella que volaba, volaba queriendo abrazarlo, volaba imaginado juguetear con él, volaba soñando que él la amaba incondicionalmente. Soñaba y entre sus sueños despierta siempre despertaba a otro sueño.

Sus deseos eran sus imposibles y su sonrisa cálida se doblaba para dejar de mirarlo, fijaba ahora sus ojos en los espacios que hay entre las hojas, estaba tan cerca, tan cerca pero seguía tan, tan lejos. Él no decía nada a lo que ella le conversaba, hablaba poco, realmente hablaba muy poco, ella sin embargo hablaba mucho, demasiado quizá.

Un silencio los rodeo ¿Qué piensas? Se preguntó ella mirándolo por el rabillo del ojo, él parecía tan sereno, tan silencioso a pesar de estar rodeados de las risas de niños que jugaban en aquel parque. ¿En quién piensas? Pensó cerrando los ojos con dolor y fuerza, quizá teniéndolos cerrados podría saber sus silencios, pero su mente era fugáz y solo le hizo soñar, soñar como siempre soñaba al dormir, soñar como había hecho tantos años despierta. Mas aquella agonía del sueño lúcido le mantenía condenada por siempre al momento del abrir los ojos y vivir la lejana realidad del sueño donde ellos no eran ellos, donde ella era tan solo un yo, en donde el desear besarlo y abrazarlo era parte de un mundo ficticio lejano de la amistad que poseían.

Entonces se estremeció al sentir la cabeza de él apoyarse en su hombro ¿Qué significaba? ¿Siquiera significaba algo?  Quizá no era nada más que decir, “aquí estoy” o quizá simplemente no era nada más que su gesto de querer acomodarse en ella, y nuevamente despertó del sueño y cayó a la realidad de que su apoyo era solo eso, apoyarse, de que era solo una manera silenciosa de hablar y decir algo que no se comprendía del todo. Sonrió resignada, esa sonrisa leve que sale de la comisura diciendo “está bien” diciendo “esta es la realidad” diciendo “deja los sueños para cuando duermas” y disfrutó el breve momento de cercanía, de verlo respirar de escucharlo por un momento decirle que con ella se sentía en paz. Respiró intensamente el breve instante de necesidad del otro pues sabía que esa necesidad no era real, que esa necesidad de él no era tal, que esa necesidad de verla, de tocarla, de saber de su persona solo era una necesidad de ella y de nadie más.

Nuevamente se sintió vacía como tantos años y torpe.

Se había puesto su vestido rosa pálido esperando que él la encontrase bonita, se había perfumado con ese perfume único que usaba solo para ciertas ocasiones esperando que él lo sintiera al besar su mejilla, se había maquillado muy levemente pero otra vez había supuesto sus acciones de manera onírica. Había soñado mientras sonreía al espejo mirando que ropa usar, había soñado mientras imaginaba el encuentro, había soñado la noche anterior y durante el día previo a verse, había soñado y siempre soñaba pero ahora sabía que los sueños son de cuando duermes y que solo dormida se podía permitir soñar.

Dio un suspiro de agonía, otra vez soledad, otra vez decepción de ella misma, otra vez ese pensar en lo idiota de la situación, otra vez todo por soñar despierta.

Lo miró brevemente y él tomó su mano, ambos se dieron un apretón y el tiempo se quedó ahí entre sus dedos que luego se relajaron para quedar cruzados. Su celular sonó llamando a la realidad, ese era el final del sueño un despertar brusco por aquella canción y pronto sus manos se soltaron, él se alejó de su hombro y contestó con sus cortas palabras de siempre, y ella vio como despertaba al verle hablar con su ella. Vio como el sueño tan solo era nada, como la situación de ese instante no era más que la realidad.

Se sentó en pasto, lo miró y sin que él viera su rostro le dedicó un último pensamiento y despertó de su sueño.

Fin

jueves, 24 de abril de 2014

¡Saludos!

Iniciando mi nuevo Blog, el otro es parte de "cenizas y lágrimas" y con que cosa  podría iniciar mejor que con algo de escritura.

Aquí espero compartir poemas, escritos, y cuentos. Espero guste a quien pase a leer.

Esto es algo que nació, como suelen nacer ciertos escritos míos, absolutamente de la nada. Una amiga me comentó encajaba perfecto en un estilo al parecer el del Mundo Absurdo, pero me recomendó no meterme a fondo con saber demasiado de que va ya que es posible que inconscientemente me estructure y me dejen de nacer las corrientes de conciencia e incoherencias coherentes que me nacen... coherentes para mi, claro.

Y esto es pues lo que escribí y que es parte de lo que pienso y tengo en mi cabeza y cosas extras que fluyen de mis dedos al teclado.

Entonces iba así, como caminando y me vio un libro que venía del espacio y ¡Manzanas! que estaba en la calle sobre la cama, y era una hermosa espalda la que veía en su frente al computador del escritorio en donde dejó la nube que era un vestido precioso, no te imaginas, con unos rombos de universo extenso e infinito que quería un beso en las frutas de la cesta del globo aerostático que se enfermaba de puta madre cuando venían las heladas, sobre el camisón que dejaba ver sus curvas de impresión y Hola en los vectores de un tiempo soleado de comic y hojas muchos ojos todos azules, café, gris los autos y pastillas que tomaba a medias cuando era temprano con sueño y pensando que mientras mente trocito de taza de té en tinta con pan y peces en el ¡Rayos! insomnio de la mente con sémola lágrima, soleado el placer del futuro pobre incierto... face no debería preguntar que ando pensando xD.




PD: Aún tengo que actualizar el fondo y las plantillas de esto ;p